ARABIA SAUDÍ: MUJERES ACTIVISTAS PUEDEN SER CONDENADAS A PRISIÓN

Lunes, 20 de mayo, 2019

Un total de 11 mujeres activistas saudíes que están siendo juzgadas por el Tribunal Penal de Riad se arriesgan a ser condenadas a prisión por cargos relacionados con su activismo en favor de los derechos humanos de las mujeres.  Muchas de ellas han hecho campaña contra la arraigada prohibición de que las mujeres conduzcan en Arabia Saudí y para pedir el fin del sistema de tutela masculina. Aunque siete de estas activistas fueron puestas en libertad provisionalmente y con condiciones, otras cuatro siguen detenidas. Las 11 mujeres siguen en peligro de ser condenadas a prisión


Actúen: redacten su propio llamamiento o utilicen la siguiente carta modelo

 

 

 Salman bin Abdul Aziz Al Saud
Rey / King

The Custodian of the two Holy Mosques

Office of His Majesty the King

Royal Court, Riyadh

Arabia Saudí

Fax: +966 11 403 3125

Twitter: @KingSalman

Su Majestad:

El 28 de marzo de 2019, las activistas Aziza al-Yousef, Iman al-Nafjan y Ruqayyah al-Muharib, que forman parte de un grupo de 11 mujeres activistas que están siendo juzgadas, fueron puestas temporalmente en libertad condicional. El 2 de mayo, Amal al-Harbi, Hatoon al-Fassi, Abir al-Namankani y Maysaa al-Mane’a también fueron puestas temporalmente en libertad condicional. Maya’a al-Zahrani, Nouf Abdulaziz, Shadan al-Anezi y Loujain al-Hathloul continúan detenidas.

Las 11 activistas saudíes estaban detenidas desde mayo de 2018, tras una arrolladora oleada de detenciones de activistas de derechos humanos. Muchas de las activistas que están siendo juzgadas han hecho campaña contra la arraigada prohibición de que las mujeres conduzcan en Arabia Saudí y para pedir el fin del sistema de tutela masculina.

Durante los 10 primeros meses, las activistas estuvieron detenidas sin cargos. Durante los tres primeros meses de su detención estuvieron en régimen de incomunicación, sin acceso a sus familias ni a sus abogados. En la primera sesión del juicio, que se celebró el 13 de marzo de 2019, varias de las activistas fueron acusadas de ponerse en contacto con organizaciones internacionales (entre ellas Amnistía Internacional), periodistas y otras personas dedicadas al activismo. Desde que comenzó el proceso, varias de ellas dijeron al tribunal que habían sido torturadas, maltratadas y sometidas a abusos sexuales durante los primeros tres meses de detención, acusaciones que la fiscalía negó. No se ha permitido que periodistas ni miembros del cuerpo diplomático asistan a las sesiones del juicio.

Lo insto a retirar todos los cargos contra las 11 activistas y a poner en libertad de forma inmediata e incondicional a las que continúan detenidas, pues son presas de conciencia, detenidas únicamente por ejercer de forma pacífica su derecho a la libertad de expresión, reunión y asociación. También lo insto a permitir la presencia de observadores independientes en las prisiones para investigar las denuncias de tortura y otros malos tratos, incluidos abusos sexuales, así como a permitir que periodistas y miembros del cuerpo diplomático extranjeros accedan a las sesiones del juicio.

Atentamente,

[NOMBRE]

 

Información complementaria

Desde mayo de 2018 se ha detenido sin cargos en Arabia Saudí al menos a 15 activistas, incluidas varias defensoras de los derechos humanos. El 19 de mayo, la agencia saudí de noticias informó de la detención de siete personas por “presunto contacto con entidades extranjeras”, “reclutar a personas que trabajan en puestos sensibles de gobierno” y “prestar apoyo económico a entidades hostiles en el extranjero con el fin de menoscabar la seguridad y la estabilidad del reino y romper el tejido social del país”. Entre estas personas figuran las destacadas defensoras de los derechos humanos Loujain al-Hathloul, Iman al-Nafjan, y Aziza al-Yousef.

En julio de 2018 también fueron detenidas arbitrariamente otras dos destacadas defensoras de los derechos humanos, Samar Badawi y Nassima al Sada. Ambas siguen detenidas sin cargos. Nassima al-Sada está en régimen de aislamiento desde comienzos de febrero de 2019. Anteriormente, en junio de 2018, las autoridades ya habían detenido a las activistas de los derechos de las mujeres Nouf Abdulaziz y Maya’a al-Zahrani, así como a activistas que habían sufrido persecución por su labor de derechos humanos, como Mohammed al-Bajadi y Khalid al-Omeir. Hatoon al-Fassi, destacada activista de los derechos de las mujeres e intelectual, también fue detenida, según informes, unos días después de que Arabia Saudí levantara en junio de 2018 la prohibición de conducir.

En noviembre de 2018 se informó de que diversos activistas, entre ellos varias mujeres detenidas arbitrariamente desde mayo de 2018, habían sido víctimas de tortura, violencia sexual y otros malos tratos durante los tres primeros meses de su detención (véase elcomunicado de prensa, Arabia Saudí: Denuncias de tortura y acoso sexual de activistas detenidos de ambos sexos).

Desde el 4 de abril de 2019, las autoridades de Arabia Saudí han detenido al menos a 14 personas del mundo del periodismo, la literatura y la enseñanza, incluido Salah al-Haidar, hijo de la defensora de los derechos humanos Aziza al-Yousef. También están Abdullah al-Duhailan, periodista, novelista y defensor de los derechos de la población palestina, y Fahad Abalkhail, que ha apoyado la campaña en favor de que las mujeres puedan conducir. En su incesante campaña de represión, no es sorprendente que las autoridades saudíes estén poniendo en el punto de mira descaradamente a ciudadanos y ciudadanas que forman parte del vibrante panorama intelectual, artístico y de activismo de la sociedad.

La oleada de detenciones de mayo de 2018 es un ejemplo de la represión constante que sufren los defensores y defensoras de los derechos humanos en Arabia Saudí y de la continua restricción de la libertad de expresión, asociación y reunión. Desde principios de 2018, varios defensores y defensoras de los derechos humanos han sido sometidos a juicio ante el Tribunal Penal Especializado por su activismo pacífico y condenados a largas penas de prisión, y también se les ha prohibido utilizar las redes sociales y viajar en virtud de las disposiciones de la ley antiterrorista, sus decretos de seguimiento y la Ley de Delitos Informáticos (véase el comunicado de prensa Arabia Saudí: Primeras condenas a defensores de los derechos humanos bajo la dirección del príncipe heredero “reformista” Mohammad bin Salman

El 14 de marzo de 2019, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó el resultado del examen periódico universal de Arabia Saudí, su mecanismo para analizar el historial de derechos humanos de los países. A pesar de las promesas de reforma efectuadas durante la reunión de Ginebra, varias activistas siguen bajo custodia y han sido detenidas arbitrariamente (véase la declaración pública Arabia Saudí: Human Rights Defenders Remain in Detention Despite Promises of Reform).

Pueden escribir llamamientos en: Inglés y árabe

También pueden escribir en su propio idioma.

Envíen llamamientos lo antes posible y no más tarde del: 27 de junio de 2019

Consulten con la oficina de Amnistía Internacional de su país si desean enviar llamamientos después de la fecha indicada.

Nombre y género gramatical preferido: Loujain al-Hathloul, Iman al-Nafjan, Aziza al-Yousef, Amal al-Harbi, Ruqayyah al-Mharib, Nouf Abdulaziz, Maya’a al-Zahrani, Shadan al-Anezi, Abir Namankni, Hatoon al-Fassi y Masaya’a al-Mane’a (en todos los casos, femenino).

Enlace a la AU anterior: https://www.amnesty.org/es/documents/mde23/0057/2019/es/


Tags: Acción Urgente, Aziza al-Yousef, Iman al-Nafjan, Ruqayyah al-Muharib, acción urgente, defensores de derechos humanos.

Compartir