INDIA: CONTINÚA LA REPRESIÓN DE LA DISIDENCIA DURANTE LA PANDEMIA DE COVID-19

Jueves, 23 de abril, 2020

Tras los arrestos de Sudha Bharadwaj, Shoma Sen, Surendra Gadling, Mahesh Raut, Arun Ferreira, Sudhir Dhawale, Rona Wilson, Vernon Gonsalves y Varavara Rao en 2018, se inició contra los activistas un campaña difamatoria. El gobierno los acusa de ser personas “antipatriotas” y realizar actividades contra el país


Los activistas Gautam Navlakha y Anand Teltumbde fueron detenidos por el Servicio Nacional de Investigación el 14 de abril de 2020 y se presentaron cargos contra ellos en aplicación de varias disposiciones del Código Penal indio y de la Ley de Prevención de Actividades Ilegales por participar en los disturbios de Bhima Koregaon en 2018. Su detención parece tener motivación política y estar relacionada con la represión masiva de defensores y defensoras de los derechos humanos de 2018, cuando se detuvo a otros nueve destacados activistas en el mismo caso.


Amit Shah

Ministro del Interior de India / Union Home Minister of India

Ministry of Home Affairs

North Block

New Delhi - 110001

India

Correo-e: jscpg-mha@nic.in

Señor Ministro del Interior:

Le escribo para expresarle mi gran preocupación por la reciente detención de Anand Teltumbde y Gautam Navlakha por el Servicio Nacional de Investigación el 14 de abril de 2020. Estos valientes activistas han sido detenidos por su labor con algunas de las personas más vulnerables de India, como adivasis y dalits. Me preocupa que estén detenidos por motivos políticos y que la represión haya puesto en el punto de mira a muchas organizaciones e individuos que tratan de que haya rendición de cuentas y que realizan trabajo de incidencia en materia de derechos humanos.

Resulta preocupante ver que continúan aplicándose en el país una serie de brutales medidas de represión contra activistas y defensores y defensoras de los derechos humanos, en este caso concreto en relación con los arrestos de otros nueve activistas destacados —Sudha Bharadwaj, Shoma Sen, Surendra Gadling, Mahesh Raut, Arun Ferreira, Sudhir Dhawale, Rona Wilson, Vernon Gonsalves y Varavara Rao— por su presunta participación en la violencia que estalló entre nacionalistas hindúes y dalits en enero de 2018 en Bhima Koregaon (Maharashtra).

Gautam Navlakha y Anand Teltumbde, que tienen más de 65 años de edad y padecen dolencias cardíacas, están bajo la custodia del Servicio Nacional de Investigación y serán enviados a las atestadas cárceles de India durante esta pandemia de COVID-19, a pesar de que la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos haya instado el 3 de abril de 2020 a todos los Estados a que “pongan en libertad a todas las personas recluidas ilícitamente, entre ellas las presas y presos políticos y las que están detenidas por sus opiniones críticas y disidentes”.

Me parece preocupante que estas 11 personas activistas hayan sido detenidas en aplicación de la Ley de Prevención de Actividades Ilegales, una ley antiterrorista que, como ya ha manifestado en otras ocasiones Amnistía Internacional, viola varias normas internacionales de derechos humanos y elude las garantías sobre juicios justos que ofrece la legislación penal de India.

Por eso, le pido que:

  1. Garantice que Anand Teltumbde, Gautam Navlakha, Sudha Bharadwaj y otros ocho activistas son puestos en libertad incondicional de inmediato y que se retiran todos los cargos contra ellos;
  2. Garantice que activistas, defensores y defensoras de los derechos humanos, periodistas, personal académico e integrantes de la oposición política pueden ejercer pacíficamente sus derechos a la libertad de expresión y asociación; y
  3. Se asegure de que se derogan o enmiendan todas las leyes —incluida la Ley de Prevención de Actividades Ilegales— que penalizan o imponen restricciones arbitrarias o radicales al derecho humano de libertad de expresión, y que se armonizan con las normas internacionales de derechos humanos.

Atentamente,

[NOMBRE]

Información complementaria

Los activistas Anand Teltumbde y Gautam Navlakha fueron acusados en aplicación de varias disposiciones del Código Penal indio y de la Ley de Prevención de Actividades Ilegales por participar en los disturbios de Bhima Koregaon en 2018. Su juicio se celebrará en un tribunal especial del Servicio Nacional de Investigación. Con un bajo índice de condenas, la Ley de Prevención de Actividades Ilegales se suele utilizar contra las personas que simplemente expresan su opinión discrepante, a menudo sin pruebas de que hayan incitado o recurrido a la violencia o ayudado a organizaciones prohibidas, y tiene como consecuencia largos periodos de detención en espera de juicio o durante el juicio.

La Ley de Prevención de Actividades Ilegales a menudo ha sido utilizada de forma indebida y empleada para detener a personas que ejercen pacíficamente sus derechos a la libertad de expresión y asociación. Hay partes de esta ley que no se ajustan a las normas internacionales de derechos humanos y es probable que den lugar a violaciones de derechos humanos.

Tras los arrestos de Sudha Bharadwaj, Shoma Sen, Surendra Gadling, Mahesh Raut, Arun Ferreira, Sudhir Dhawale, Rona Wilson, Vernon Gonsalves y Varavara Rao en 2018, se inició contra los activistas un campaña difamatoria. El gobierno los acusa de ser personas “antipatriotas” y realizar actividades contra el país. Sin embargo, la opinión de las comunidades donde trabajan es totalmente diferente. En ellas, estas personas son aclamadas como valientes activistas, comprometidos con las causas de las comunidades más pobres y marginadas del país, como dalits y adivasis.

El 25 de enero de 2020, el Servicio Nacional de Investigación comenzó a hacerse cargo de las investigaciones de los sucesos de Bhima Koregaon, hasta entonces en manos de la policía del estado de Maharashtra. Esto sucedió a raíz de que el nuevo gobierno de Maharashtra formulara varias preguntas sobre las investigaciones de la policía y pidiera que se investigara a los agentes por la forma de llevar la investigación. Muchas personas vieron este traspaso del caso al Servicio Nacional de Investigación como parte de la actual campaña de represión que ejerce el gobierno del primer ministro Narendra Modi contra los defensores y defensoras de los derechos humanos en el país.

Cientos de dalits se habían reunido en Bhima Koregaon (Maharashtra ) el 1 de enero para conmemorar los 200 años de la batalla en la que soldados dalits del ejército británico derrotaron a los peshwas en el poder. Grupos nacionalistas hindúes y presuntos simpatizantes del Partido del Pueblo Indio (Bharatiya Janata Party), el partido gobernante, se opusieron a la celebración, calificándola de antipatriótica por celebrar una victoria colonial. Los organizadores de la concentración de dalits afirmaron que querían luchar contra la ideología dominante en India, que provoca ataques contra dalits y musulmanes.

Pueden escribir llamamientos en: Inglés e hindi

También pueden escribir en su propio idioma.

Envíen llamamientos lo antes posible y no más tarde del: 1 de junio de 2020

Consulten con la oficina de Amnistía en su país si van a enviar llamamientos después de la fecha límite.

Nombre y género gramatical preferido: Anand Teltumbde (masculino), Gautam Navlakha(masculino), Sudha Bharadwaj (femenino), Shoma Sen (femenino), Surendra Gadling (masculino), Mahesh Raut (masculino), Arun Ferreira (masculino), Sudhir Dhawale(masculino), Rona Wilson (masculino), Vernon Gonsalves(masculino) y Varavara Rao (masculino).


Tags: INDIA, REPRESIÓN, COVID-19.

Compartir