BIELORRUSA: LIBERTAD PARA VICTORIA BIRAN, ACTIVISTA DE LOS DERECHOS LGBT+

Viernes, 02 de octubre, 2020

La policía ha detenido, de manera arbitraria, a miles de personas, en su inmensa mayoría manifestantes pacíficos o transeúntes, y hombres enmascarados vestidos de civil han aprehendido a muchas de ellas en operaciones a modo de secuestro


El 26 de septiembre, la activista de derechos humanos Victoria Biran fue detenida cuando se dirigía a la marcha de las mujeres, en Minsk. Dos días después, fue condenada a 15 días de detención administrativa, que en la actualidad cumple en el tristemente célebre centro de detención de la calle Akrestina, convertido en sinónimo de tortura. En el pasado, en numerosos casos similares, la detención terminó por alargarse. Como activista de los derechos LGBT+, Victoria Biran corre especial peligro de malos tratos. Es presa de conciencia y debe ser puesta en libertad de inmediato y sin condiciones.

Actúen: Redacten su propio llamamiento o utilicen la siguiente carta modelo 

AndreyShved

Fiscal General de la República de Bielorrusia / Prosecutor General of theRepublic of Belarus

Vul. Internatsianalnaya, 22

220030 Minsk, Bielorrusia

Correo-e: info@prokuratura.gov.by

Telegram: https://t.me/prokuraturabelarus

VK: https://vk.com/prokuraturarbbel

Twitter: https://twitter.com/prokuraturaby

Facebook: https://www.facebook.com/prokuraturaby

Instagram: https://www.instagram.com/prokuraturaby

 

Señor fiscal general:

Me preocupan profundamente la detención y la reclusión arbitrarias de la defensora de derechos humanos Victoria Biran, en aplicación del artículo 23.34 del Código de Infracciones Administrativas (“Violación del procedimiento de organización o celebración de actos masivos). Unos agentes enmascarados de la policía antidisturbios —que, probablemente, la seleccionaron por llevar una bandera del arco iris— le dieron el alto el 26 de septiembre, cuando se dirigía a la marcha de las mujeres de Minsk. El agente que declaró por vídeo como “testigo” contra Victoria Biran ante el tribunal, no reveló su nombre y, además, ocultó su rostro tras una máscara negra. Aunque Biran no ha cometido ningún delito y sólo pretendía ejercer sus derechos a la libertad de expresión y de reunión pacífica, ha sido condenada a 15 días de detención administrativa. En la actualidad, cumple condena en el centro de detención de la calle Akrestina, que, en general, se ha convertido en sinónimo de tortura y otros malos tratos contra las personas detenidas, algunos de ellos de naturaleza sexual. Como, probablemente,VictoriaBiran llamó la atención de la policía por ser activista de los derechos LGBT+, me preocupa que pueda sufrir actos de violencia mientras se encuentre detenida.

Victoria Biran es presa de conciencia, privada de libertad sólo por haber ejercido sus derechos humanos, y su caso es emblemático de la detención de otras miles de personas en Bielorrusia durante las últimas semanas.

En vista de lo anterior, le insto a:

  • Garantizar que Victoria Biran y todos los demás presos y presas de conciencia de Bielorrusia queden en libertad de manera inmediata e incondicional.
  • Abrir sin demora una investigación efectiva e imparcial sobre las circunstancias de la detención arbitraria de Victoria Biran y de su juicio con “testigo” anónimo, e investigar, de la misma forma, todas las presuntas violaciones de derechos humanos cometidas contra personas detenidas en Bielorrusia —incluidos actos de tortura y otros malos tratos—, cerciorándose de que los presuntos responsables comparezcan ante la justicia con las debidas garantías procesales.

Atentamente,

Información complementaria

Cuando fue detenida, Victoria Biran portaba una bandera del arco iris y, según sus amistades y otros activistas presentes en el lugar, esto llamó la atención de la policía antidisturbios y motivó su detención.

Numerosos testimonios de primera mano, además de documentos médicos y material fotográfico y de vídeo de amplia circulación, atestiguan que muchas de las personas detenidas —si no todas— durante las muy mayoritariamente pacíficas protestas que siguieron a las elecciones presidenciales del 9 de agosto han sido sometidas a tortura y otros malos tratos en detención. Victoria Biran ha sido recluida en el centro de detención de la calle Akrestina de la capital bielorrusa, Minsk, (comúnmente conocido como “Akrestina” a secas), que se ha convertido en sinónimo de palizas y otros tratos o penas degradantes e inhumanos.

Su detención se producido en un momento en el que el panorama de derechos humanos de Bielorrusia sufre un profundo deterioro. Durante la campaña electoral y tras las elecciones del 9 de agosto se han celebrado manifestaciones pacíficas multitudinarias, para protestar, entre otras cosas, contra los resultados oficiales, ampliamente cuestionados. A lo largo de todo este periodo, las autoridades han emprendido una campaña, cada vez más intensa, contra la oposición y contra todas las voces disidentes. La policía ha detenido, de manera arbitraria, a miles de personas, en su inmensa mayoría manifestantes pacíficos o transeúntes, y hombres enmascarados vestidos de civil han aprehendido a muchas de ellas en operaciones a modo de secuestro. Todas estas personas deben quedar, sin demora, en libertad, y cualquier otra violación de derechos humanos debe cesar de manera inmediata, incluida la dispersión de manifestaciones pacíficas, las detenciones masivas y el uso generalizado de la tortura y otros malos tratos contra las personas detenidas.

Pueden escribir llamamientos en: Bielorruso, ruso. También pueden escribir en su propio idioma.

Envíen llamamientos lo antes posible y no más tarde del: 25 de noviembre de 2020. Consulten con la oficina de Amnistía Internacional de su país si desean enviar llamamientos después de la fecha indicada.

Nombre y género gramatical preferido: Victoria Biran (femenino)


Tags: Bielorrusa, derechos LGBT+, sistema de justicia, libertad de expresión.

Compartir