ORPIA AGRUPA A REPRESENTANTES DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS PARA HACER QUE LA EXIGIBILIDAD DE DERECHOS SEA REALIDAD

Viernes, 03 de agosto, 2018
Por: Buada Blondell , Gabriela

La Organización Regional Indígena ORPIA es una asociación creada en 1993 que agrupa a representantes de los 20 pueblos indígenas de la Amazonía venezolana


La Organización Regional de Pueblos Indígenas de Amazonas (ORPIA) es una coalición de iniciativas de los distintos pueblos originarios en la región. Un espacio de construcción de estrategias en conjunto que pretende empoderar a las comunidades indígenas en la exigibilidad de sus derechos.

Este año han sido muchas las exigencias y las denuncias realizadas por ORPIA, sobretodo, en lo que tiene que ver con la emergencia humanitaria compleja, ya que existen muchas epidemias que están diezmando a los pueblos indígenas.

José Gregorio Díaz Mirabal, Coordinador General de la Organización Regional de Pueblos Indígenas de Amazonas, afirmó que en el pueblo Yanomami del Alto Ocamo hay una epidemia de sarampión. “El brote de sarampión está en el Municipio Alto Orinoco, específicamente en el pueblo Yanomami del Alto Ocamo y esta es una de las tantas graves situaciones que enfrenta el este pueblo por la proliferación de epidemias. Por ello, nos organizamos para exigir a las autoridades atención inmediata”.  

Para ORPIA es importante investigar y mostrar a los representantes indígenas por qué y de qué manera sus derechos son vulnerados constantemente. Por ejemplo, afirman que sería un grave error considerar la actual crisis sanitaria sin tomar en cuenta el contexto histórico y político que la ha creado y las líneas que lo conectan. Los problemas estructurales en materia de salud se han evidenciado desde hace muchas décadas y se han acentuado de forma dantesca ahora.

“El pueblo Yanomami necesita atención médica urgente y es imprescindible que el gobierno venezolano responda a esta emergencia humanitaria de inmediato. Los Yanomamis deben de ser atendidos, de lo contrario su cultura ni su gente podrá sobrevivir en el tiempo”, acotó Díaz.

Es lamentable la realidad que viven los pueblos indígenas en Venezuela, en medio de la dura crisis, las comunidades están siendo muchísimas veces victimizadas, ya que la lejanía y la falta de acceso a ellos está acortando sus vidas. ORPIA también denunció este año la proliferación del VIH/Sida y la falta de personal de salud que atienda las epidemias.

Hambre con rostro indígena

La desnutrición se ha hecho evidente entre los pueblos indígenas y para Orpia es indignante y preocupante que la omisión de las autoridades predomine y aumenten los casos de personas que mueren por no tener las posibilidades de acceder, no solo a los servicios básicos, si no a los alimentos necesarios para tener una calidad de vida óptima.

Nuestros pueblos indígenas tienen el derecho a un futuro rico y fructífero, un futuro que les permita practicar sus maneras de vida y que les garantice espacios para forjar sus propios caminos. En ese sentido, ORPIA realiza acciones contundentes y se ha mantenido exigiendo y denunciando las violaciones de derechos humanos que históricamente se evidencian contra estas comunidades.

Espacios tomados

El problema de la minería ilegal también es abordado por ORPIA. Estas poblaciones están amenazadas por la llegada de mineros ilegales a su territorio y, con ellos, muchas enfermedades que nunca habían estado presentes en estas comunidades.

“Son evidentes las violaciones del derecho que muestra la inaccesibilidad de los servicios básicos, que es agravado con el hecho de cómo el gobierno ha hecho uso de su poder de coacción a través de los programas sociales. La realidad es que, aunque eso es una respuesta a corto plazo necesaria, por sí sola no es suficiente. Las epidemias seguirán presentes mientras los pueblos indígenas no puedan ejercer el pleno y exclusivo uso de sus tierras y territorios”.

ORPIA también denuncia que en varias oportunidades la minería acaba con los pueblos indígenas, la matanza de decenas de Yanomami en Venezuela es real. Los buscadores de oro matan a muchas personas, destruyen la naturaleza y llevan enfermedades que todavía están acabando con la población de Amazonas.

“La minería destruye la naturaleza, los arroyos y los ríos, mata a los peces y al medioambiente, y nos matará a nosotros. Trae enfermedades que nunca existieron en nuestra tierra".

 

Contacta a Orpia en twitter @OrpiaAmazonasVE también por el número +58 248 5216528 o en su sede en Caracas: Calle Rafael Arvelo, Quinta Los Panchos, Colinas de Santa Mónica. Caracas.


Tags: Derechos Humanos, Pueblos indígenas, Yanomami, Venezuela, Emergencia humanitaria.

Compartir