EDUARDO TRUJILLO: VENEZUELA TIENE LA CRISIS MÁS GRAVE DE DERECHOS HUMANOS

Jueves, 12 de diciembre, 2019
Por: Castellanos, Alexsayder

“Se tiene que continuar subiendo los estándares de cumplimiento de derechos, pero sin idealismos y sin falsas esperanzas de un completo cumplimento”, indicó Eduardo Trujillo, director del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello (CDH UCAB)


“Siempre he creído firmemente en la igualdad de la ley porque todos los seres humanos son únicos y diferentes, tanto en pensamientos como físicamente”, manifestó Eduardo Trujillo, director del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello (CDH UCAB), una ONG que se dedica a la materia desde hace 20 años.

Los comienzos de él en el mundo de derechos humanos fueron producto de su actividad estudiantil mientras hacia la carrera de derecho en la UCAB. “En el cuarto año, me interesé en el Concurso Interamericano de Derechos Humanos de American University, en el que participaron 108 universidades. Y sin muchas esperanzas apliqué y quedé seleccionado en el equipo que presentó en el año 2009 a la universidad y quedó de segundo lugar”, contó.

A partir de esa experiencia Trujillo quedó como un colaborar externo del centro. Luego en el año 2010, se encargó de formar a la siguiente generación que iba nuevamente a competencia trilingüe. “Después, en México se creó una organización llamada Centro de Litigio Latinoamericano donde tuve el cargo de director y también formé parte de una francesa. Es decir, he estado relacionado con múltiples ONG nacionales e internacionales”, detalló.

Gracias a la destacada labor de derechos humanos del abogado, en el 2017 la profesora Ligia Bolívar le otorgó el cargo de coordinador académico y posteriormente fue nombrado director del CDH UCAB.

La grave crisis en derechos

La defensa de los derechos humanos es muy importante en todo el mundo porque la finalidad de este es incrementar los estándares de derechos en las personas. Por lo tanto, tienen que existir personas valientes y empoderados que se dediquen a este tema para que eso suceda.

En Venezuela, defender los derechos humanos es una ardua tarea diaria, en el contexto de una crisis de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (DESCA), pero al mismo tiempo es muy enriquecedora en aprendizaje porque se obtiene una visión amplia del ecosistema de organizaciones que existen en el país.

Sin importar este panorama, siguen muchos defensores de derechos humanos dedicándose a la asesoría y denuncia para aquellas victimas de violaciones que necesitan una mano amiga. Entre ellos está Eduardo Trujillo, quien tomó la decisión de graduarse como abogado, pero se fue perfilando hacia el mundo de derechos humanos.

A su juicio, la crisis DESCA existe en otros países del mundo solo que algunas son con mayor gravidez que otras, sin embargo, para él la situación de derechos humanos en Venezuela es la más deplorable de la región latinoamericana, debido a que ha sido la más difícil para superar.

"No hay duda que, frente a nuestros pares y vecinos, la realidad venezolana es la más depauperada. Antes se hablaba de violaciones al derecho a la libertad de expresión y al debido proceso judicial, mientras que ahora es por la gran cantidad de detenciones arbitrarias, torturas, denuncia de robos, mal estado de las cárceles, la privación de derechos económicos sociales y culturales, la falta de servicios públicos y el empeoramiento del sistema de salud público”, detalló el abogado.

De acuerdo con el profesor de derecho constitucional y humano de la UCAB, en los últimos años ocurrió una masividad en la información para que las personas aprendieran más sobre sus derechos y deberes en el país. "Hoy día hay mayor conocimiento, entendimiento y defensa, pero igual los venezolanos siguen sintiéndose indefensos ya que no tienen un ente estatal al cual acudir para amparar sus derechos”.

Subir estándares de cumplimiento

Para Trujillo los defensores de derechos humanos se tienen que dedicar a trabajar situaciones graves de violaciones a derechos y a darle mayor visibilidad a las víctimas de los casos que se presentan en cada región del país.

En relación a los riesgos que corren los defensores, opinó que el mayor es la persecución judicial o policial por realizar una actividad que está plenamente contemplada en la Constitución y en la ley venezolana. “Hay casos de muerte extraña de abogados que podemos también calificar como defensores de derechos. Además, que al defender la verdad y la justicia se corren riesgos en todo momento que se hace”, expresó el especialista.

Según él, los derechos humanos nunca se cumplen a un 100%, pero lo verdaderamente importante es que, aunque no se haga, existan organizaciones de la sociedad civil para que las personas alcen su voz y puedan dirigirse al Estado para pedir el amparo a sus derechos.

“Se tiene que continuar subiendo los estándares de cumplimiento de derechos, pero sin idealismos y sin falsas esperanzas de un completo cumplimento”, enfatizó.

Defender a los venezolanos desde la distancia

El CDH UCAB trabaja en distintas líneas de investigación como: libertad de expresión, derecho a la participación política, migración y refugio, sistemas internacionales en protección de derechos humanos, esclavitud moderna y justicia transicional. En base a estas líneas se generan temas de trabajo que se pueden colocar en formatos como el de la docencia, documentación, libros e informes.

“También se trata de convencer a organizaciones internacionales u otros estados a mejorar la protección y denuncia de violaciones a los derechos humanos”, precisó.

Eduardo Trujillo señaló que el reenfocar la línea de emigración y refugio ante el proceso de movilidad humana venezolana, ha sido la labor más importante del CDH UCAB desde el año 2017. “Nosotros insistimos para que los gobiernos les den mayor protección a los venezolanos en el extranjero”, añadió.


Tags: VENEZUELA, CRISIS DESCA, DERECHOS HUMANOS, CDH UCAB.

Compartir