NIGER: PERIODISTA DETENIDA POR CARGOS DE DIFAMACIÓN

Jueves, 09 de julio, 2020

La periodista y administradora del sitio web de información mides-niger.com, Samira Sabou, fue citada el 9 de junio por el juez superior de instrucción del Tribunal Superior de Niamey para comparecer en una causa relacionada con alegaciones de corrupción por parte de cargos públicos. El miércoles 10 de junio, cuando respondió a la citación del juez de instrucción, la orden judicial no guardaba relación con los cargos iniciales contra ella. Fue acusada de difamación tras una denuncia presentada por Sani Mahamadou Issoufou. El hijo del presidente de Níger


El 10 de junio de 2020, la periodista y presidenta de la asociación de blogueros de Níger, Samira Sabou, fue acusada de difamación a través de un medio de comunicación electrónico e inmediatamente transferida a la prisión de Niamey. Sani Mahamadou Issoufou, hijo del presidente de Níger y director adjunto del Gabinete de la Presidencia presentó una denuncia contra ella después de que un usuario de Facebook mencionara el nombre de Sani Mahamadou Issoufou en un comentario en el que respondía a un mensaje de Samira sobre un supuesto caso de corrupción. Samira Sabou no mencionaba el nombre de Sani Mahamadou Issoufou. Se trata de un caso de motivación política y forma parte de una campaña de represión contra defensores y defensoras de los derechos humanos, activistas y periodistas que denuncian los altos niveles de corrupción en el país tras la filtración del informe de auditoría del Ministerio de Defensa.

Actúen: Redacten su propio llamamiento o utilicen la siguiente carta modelo

Presidente de la Justicia Sr. Maroy Amadu / Minister of Justice Mr. Marou Amadou

Boulevard du Djermaganda BP 466

Niamey, Níger

Correo-e: marou_amadou2000@yahoo.fr

Fax: +227 20 72 37 77

Señor Presidente:

La periodista y administradora del sitio web de información mides-niger.com, Samira Sabou, fue citada el 9 de junio por el juez superior de instrucción del Tribunal Superior de Niamey para comparecer en una causa relacionada con alegaciones de corrupción por parte de cargos públicos. El miércoles 10 de junio, cuando respondió a la citación del juez de instrucción, la orden judicial no guardaba relación con los cargos iniciales contra ella. Fue acusada de difamación tras una denuncia presentada por Sani Mahamadou Issoufou. El hijo del presidente de Níger y director adjunto del Gabinete de la Presidencia presentó una denuncia contra ella después de que un usuario de Facebook mencionara su nombre en un comentario en el que respondía a un mensaje que Samira publicó en Facebook el 26 de mayo sobre alegaciones de corrupción. Samira Sabou nunca mencionó el nombre de Sani Mahamadou Issoufou. Es un caso de motivación política y forma parte de la represión contra los defensores y defensoras de los derechos humanos, activistas y periodistas que denuncian los altos niveles de corrupción tras la filtración del informe de auditoría del Ministerio de Defensa.

Amnistía Internacional ha reivindicado sistemáticamente la despenalización de la difamación y que el encarcelamiento no es una pena apropiada para esos casos. Creemos que presentar denuncias penales contra activistas y periodistas que luchan contra la corrupción criminaliza su trabajo, viola sus derechos a la libertad de expresión y asociación y silencia las críticas de la opinión pública contra los cargos públicos, además de socavar la rendición de cuentas.

Las personas detenidas en Níger están expuestas a un riesgo mayor debido a la pandemia de la COVID-19.

Por lo tanto, le insto a actuar con rapidez para mantener y garantizar la plena protección de los derechos de toda persona a la libertad de expresión y asociación y a retirar de inmediato todos los cargos contra Samira Sabou, que Amnistía Internacional considera que obedecen a motivaciones políticas. Le insto a dejar a Samira Sabou en libertad de inmediato y sin condiciones, pues se encuentra detenida únicamente por ejercer sus derechos humanos. Mientras tanto, las autoridades deben garantizar que tiene contacto periódico y sin limitaciones con su familia y con un abogado de su elección. Si las visitas con contacto físico se restringen a causa de las medidas de prevención de la COVID-19, deben sustituirse por otros medios de comunicación, como llamadas de teléfono, videollamadas o correos electrónicos. Por último, le pido que ponga fin al hostigamiento e intimidación contra defensores y defensoras de los derechos humanos, activistas y periodistas que luchan contra la corrupción y que respete, proteja y promueva sus derechos a la libertad de expresión y asociación.

Atentamente,
[NOMBRE]

Información complementaria

La periodista y presidenta del sito de noticias mides-niger.com, Samira Sabou, fue despedida de su puesto como trabajadora contratada en el periódico Le Sahel, dirigido por la Oficina Nacional de Publicaciones y Prensa (ONEP, Office National d’Édition et de Presse) en octubre de 2017, después de que publicara una foto suya en la que imitaba al presidente Issoufou. Tras las presiones de las autoridades, el redactor jefe le quitó el teléfono y la foto fue borrada por la fuerza de su cuenta de Facebook. El 17 de febrero de 2020, un tribunal de Niamey consideró abusivo su despido por la ONEP y ordenó a su empleador que le pagara una indemnización de 2.640.000 francos CFA (cerca de 5.000 dólares estadounidenses).

La auditoría del ministro de Defensa de Níger reveló alegaciones de sobrefacturación en los contratos y malversación de miles de millones de francos CFA destinados a la compra de equipo militar para los soldados que participaron en varios frentes antiterroristas entre 2017 y 2019.

Según declaraciones de la portavocía del gobierno, la auditoría encontró deficiencias en los procedimientos de compra, así como en el seguimiento de su ejecución.

Desde marzo de 2020, miembros de la sociedad civil han denunciado a través de las redes sociales y durante manifestaciones los hechos que reveló el informe de auditoría, que filtraba las intrusiones del poder ejecutivo en procedimientos judiciales y pedía el procesamiento de los presuntos responsables.

Desde el comienzo del año, Amnistía Internacional ha registrado la detención de 27 personas activistas, sindicalistas, periodistas y voces disidentes en Níger, 17 de las cuales son activistas que luchan contra la corrupción y que denunciaron la corrupción en la que está implicada el Ministerio de la Defensa.

Un total de siete activistas fueron detenidos entre el 15 y el 17 de marzo en Niamey después de que organizaran una manifestación el 15 de marzo para exigir una investigación y el procesamiento de las personas sospechosas de malversación de fondos del Ministerio de Defensa.

También se ha detectado una constante de hostigamiento e intimidación de activistas en aplicación de la Ley de Ciberdelincuencia. Desde marzo al final de mayo de 2020, al menos cuatro de ellos fueron detenidos y acusados en virtud de esta ley

Ali Idrissa, coordinador de ROTAB (Organizaciones para la Transparencia y el Análisis Presupuestario), y líder de una organización de la sociedad civil, fue citado a la comisaría de policía el 9 de abril tras la denuncia presentada por el ex jefe del Estado Mayor del Ejército. Fue acusado de difamación en relación con el escándalo de corrupción en el que estaba implicado el Ministerio de Defensa. Quedó en libertad bajo fianza el 14 de abril. Fue acusado de “difamación contra el general del ejército y la esposa del ex jefe del Estado Mayor” y “difusión de información que podría alterar el orden público” en virtud de la Ley de Ciberdelincuencia.

Pueden escribir llamamientos en: Francés

También pueden escribir en su propio idioma.

Envíen llamamientos lo antes posible y no más tarde del: 19 de agosto de 2020

Consulten con la oficina de Amnistía Internacional de su país si desean enviar llamamientos después de la fecha indicada.

Nombre y género gramatical preferido: Samira Sabou (femenino)


Tags: NIGER, DETENCIÓN, CENSURA Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN, LIBERTAD DE PRENSA.

Compartir