ARGELIA: ACTIVISTA DETENIDO, EN ESTADO CRÍTICO

Jueves, 08 de octubre, 2020

Abdallah Benaoum padece obstrucción arterial, enfermedad crónica que provoca problemas cardiovasculares. En 2018, se sometió a una primera intervención quirúrgica que le obligaba a llevar un estilo de vida saludable tras la operación. Sin embargo, sus condiciones de reclusión y una huelga de hambre que inició en 2018 para protestar por ellas hicieron que su estado de salud se resintiera


La vida del activista político argelino AbdallahBenaoum corre peligro, pues necesita ser operado del corazón con urgencia. Benaoum, de 55 años, se halla detenido desde el 9 de diciembre de 2019 por unas publicaciones en Facebook en las que criticó las controvertidas elecciones argelinas de 2019 y la represión del movimiento reformista Hirak. En la actualidad se encuentra recluido en la prisión de Orán. Debido a su delicado estado de salud, no puede reunirse físicamente con sus abogados ni su familia. Los jueces han rechazado injustamente las numerosas solicitudes de libertad provisional presentadas por sus abogados, a pesar del deterioro de su salud. La próxima sesión de su juicio está prevista para el 27 de octubre.

Actúen: Redacten su propio llamamiento o utilicen esta carta modelo 

Presidente de Argelia / President of the Republic of Algeria
AbdelmadjidTebboune

Présidence de la République

Place Mohammed SeddikBenyahia, El Mouradia, Alger

16000 Algèrie, Argelia

Fax: +213 02169 15 95

Correo-e: Presenditiel@el-mouradia.dz

Señor Presidente:

El 27 de septiembre de 2020, los abogados del activista político AbdallahBenaoum solicitaron una vez más su traslado al hospital, debido al rápido empeoramiento de su estado de salud en la prisión, con peligro para su vida. Hasta la fecha, no han recibido ninguna respuesta. AbdallahBenaoum padece obstrucción arterial, y sus abogados presentaron una primera solicitud de libertad provisional en abril de 2020, pero se rechazó. El juez alegó para ello la gravedad de los “delitos” de que se lo acusa, que están relacionados únicamente con la expresión de críticas a las autoridades en unas publicaciones de Facebook. Tales publicaciones no contenían ninguna incitación a la violencia, por lo que estaban totalmente justificadas en virtud de su derecho a la libertad de expresión.

El 12 de mayo, el cardiólogo de Benaoum le practicó un examen y dictaminó que era urgente operarlo por segunda vez del corazón. El 7 de junio, sus abogados presentaron en vano una solicitud para que fuera trasladado al hospital. Días después, las autoridades lo sacaron de la prisión de Belasal, en Relizane, y lo llevaron a una pequeña cárcel de Gdyel, localidad de la gobernación de Orán, situada a 160 kilómetros de su lugar de residencia y donde no había instalaciones médicas. El 21 de junio, los abogados presentaron otra solicitud, gracias a la cual fue trasladado de nuevo a la prisión de Orán, donde permaneció hasta su juicio, el 16 de julio. Tras la sesión judicial lo llevaron de nuevo la prisión de Orán, y continúa allí.

El 16 de julio, en el juicio, se veía claramente que estaba enfermo. Sus abogados solicitaron un aplazamiento, pero el juez continúo con los procedimientos durante una hora, antes de pedir que un médico examinara a Benaoum para confirmar si no estaba en condiciones de comparecer en juicio. Se suspendió la vista, pero el juez rechazó la solicitud de dejar a Benaoum en libertad provisional y lo envió de nuevo a la prisión. Sus abogados presentaron el 2 septiembre otra solicitud de libertad provisional, que se rechazó también.

Le pido que garantice que se retiran todos los cargos contra AbdallahBenaoum y que es puesto en libertad de inmediato y sin condiciones, pues se encuentra detenido únicamente por ejercer su derecho a la libertad de expresión. Mientras tanto, debe ser trasladado sin más demora a un centro médico donde pueda recibir el tratamiento médico urgente prescrito por su cardiólogo. En contexto actual de la COVID-19, su dolencia cardíaca hace que corra especial peligro, según la Organización Mundial de la Salud, por lo que las autoridades deben tomar todas las medidas necesarias para proteger su vida.

Atentamente,
[NOMBRE]

Información complementaria

AbdallahBenaoum, de 55 años, es un activista político de Relizane, localidad del oeste de Argelia. Figura entre un total de 74 personas que se encuentran actualmente detenidas por su participación en el movimiento de protesta Hirak, que comenzó en febrero de 2019 con el objeto de pedir un cambio político radical en Argelia, pero que está suspendido desde marzo de 2020 debido a la pandemia de COVID-19. Benaoum fue detenido el 9 de diciembre de 2019, tres días antes de las elecciones presidenciales de 2019, por unas publicaciones de su página personal de Facebook en las que criticó las elecciones y condenó el procesamiento de activistas pacíficos del Hirak. El fiscal lo acusó formalmente de "insultar a las instituciones del Estado", "menoscabar la integridad del territorio nacional", "perjudicar los intereses nacionales", “menoscabar la moral del ejército", “intentar presionar a los jueces de causas pendientes” e "incitar a participar en una reunión no armada" en aplicación de los artículos 146, 79, 97, 75, 147 y 100 del Código Penal, respectivamente. Ninguno de estos cargos es un delito legítimo según el derecho internacional de los derechos humanos, pues imponen restricciones indebidas al derecho a la libertad de expresión.

En una carta que ha enviado recientemente a su abogado desde la prisión, Benaoum describe así sus condiciones de reclusión y la inexplicable demora de su tratamiento médico:

“Está claro que esta demora [de la atención médica...] es un método de ejecución blanda y lenta y un atentado a la moral humana e islámica. En cuanto a las condiciones de encarcelamiento, estoy privado de todos mis derechos [ ... y estoy] durmiendo sin mantas ni almohada. Duermo en la cama y utilizo mi ropa como almohada La institución sostiene que no puede proporcionarme un colchón nuevo porque no tiene. Estoy privado de mi derecho a leer la prensa, a saber lo que está pasando. Sufro un aislamiento terrible en el corazón de Orán. La comida es otra calamidad.”

AbdallahBenaoum padece obstrucción arterial, enfermedad crónica que provoca problemas cardiovasculares. En 2018, se sometió a una primera intervención quirúrgica que le obligaba a llevar un estilo de vida saludable tras la operación. Sin embargo, sus condiciones de reclusión y una huelga de hambre que inició en 2018 para protestar por ellas hicieron que su estado de salud se resintiera.

Benaoum había pasado 15 meses en prisión por una causa anterior, y llevaba sólo seis meses en libertad cuando lo detuvieron en diciembre de 2019. El 2 de abril de 2018, lo habían condenado a dos años de cárcel por varios cargos relacionados con unas publicaciones suyas en Facebook en las que criticaba la política de “reconciliación nacional” aplicada en virtud del artículo 46 de la Carta para la Paz y la Reconciliación Nacional de 2006, que prohíbe las publicaciones sobre la guerra civil argelina de 1990. Quedó en libertad condicional el 3 de junio de 2019, tras haberlo solicitado sus abogados.

El sumario de la causa abierta actualmente contra él indica que la policía de OuedRhiou, provincia de Relizane, registró su casa y le confiscó el teléfono y el ordenador portátil. Tras ser examinados ambos, el fiscal utilizó vídeos y publicaciones encontrados en su cuenta personal de Facebook para acusarlo formalmente, junto a Khaldi Ali, otro activista de Relizane, de seis delitos tipificados en el Código Penal. Como prueba de que ha incitado a la desobediencia y menoscabado la seguridad del Estado, en el sumario se mencionan unos vídeos de Benaoum en los que se llama a boicotear las elecciones presidenciales, así como unas publicaciones en las que escribe las frases “no a las elecciones militares” y “los estudiantes del Hirak de todas las gobernaciones sufren la más fuerte represión” y critica la leve sentencia impuesta a un agente de policía por el homicidio de un joven en OuedRhiou.

Al menos dos activistas han muerto en prisión tras declararse en huelga de hambre para protestar por el hecho de haber sido detenidos por ejercer su derecho a la libertad de expresión. El 28 de mayo de 2019, KamaleddineFekhar, activista de los derechos de la comunidad amazigh y ex presidente de la sección de Gardaya de la Liga Argelina para la Defensa de los Derechos Humanos (LADDH), murió bajo custodia en el hospital de Blida tras 50 días de huelga de hambre, que había emprendido en protesta por su detención como consecuencia de unas publicaciones en Facebook en las que criticaba a la autoridades. Asimismo, Mohamed Tamalt, periodista independiente británico-argelino de 41 años, murió bajo custodia el 11 de diciembre de 2016 en un hospital de Argel tras una huelga de hambre iniciada para protestar por su encarcelamiento.

Pueden escribir llamamientos en: Árabe, francés. También pueden escribir en su propio idioma.

Envíen llamamientos lo antes posible y no más tarde del: 3 de diciembre de 2020. Consulten con la oficina de Amnistía Internacional de su país si desean enviar llamamientos después de la fecha indicada.

Nombre y género gramatical preferido: AbdallahBenaoum(masculino)


Tags: ARGELIA, JUSTICIA INTERNACIONAL, DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS.

Compartir