NO MÁS INTIMIDACIÓN PARA NAWAL BENAISSA

Miércoles, 14 de noviembre, 2018
Por: Romero, Victoria

Nawal Benaissa es una defensora de derechos humanos que fue enjuiciada por comentarios publicados en Facebook entre junio y agosto de 2017 en los que pedía a los residentes de la provincia de Alhucemas que se sumaran a las protestas y criticaran el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes por parte de las fuerzas de seguridad


Las autoridades de Marruecos deben anular el fallo condenatorio contra esta valiente defensora, ya que su activismo a favor de los derechos humanos siempre ha sido pacifista en el movimiento Hirak. Lamentablemente ha sido víctima de intimidación y acoso simplemente por defender los derechos de personas residentes en la región del Rif.

El juicio contra Nawal se debe a comentarios publicados en Facebook entre junio y agosto de 2017 en los que pedía a los residentes de la provincia de Alhucemas que se sumaran a las protestas y criticaran el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes por parte de las fuerzas de seguridad.

“Participar en manifestaciones pacíficas no es delito, como tampoco lo es alzar la voz para exigir respeto a los derechos humanos. La sentencia condenatoria de Nawal Benaissa es un claro intento de intimidarla para que guarde silencio y de criminalizar su activismo y su papel en el movimiento Hirak. Las autoridades deben anular este fallo y la pena impuesta, y retirar de inmediato todos los cargos en su contra”, ha manifestado Heba Morayef, directora de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

En el año 2017 Nawal Benaissa sufrió intimidación y acoso a manos de las autoridades en repetidas ocasiones desde entonces y fue detenida por más de tres veces. Mientras estaba detenida, las autoridades le exigieron que cerrara su cuenta de Facebook, que contaba con un número considerable de personas y así lo hizo.

El 15 de febrero de 2018 se le impuso una condena condicional de 10 meses de prisión y una multa de 500 dirhams (unos 50 dólares estadounidenses) por “participar en una manifestación no autorizada”, “insultar a agentes encargados de hacer cumplir la ley” e “incitar a la comisión” de delitos.

“Nawal Benaissa es la víctima más reciente de la represiva campaña de Marruecos contra el movimiento Hirak, en la que al menos 400 manifestantes han sido detenidos y procesados”, ha dicho Heba Morayef.

Nawal Benaissa se convirtió en una de las portavoces más prominentes del movimiento de protesta Hirak tras la detención de su líder Nasser Zefzafi en mayo de 2017.

Con el apoyo de Amnistía Internacional y de todos sus activistas y simpatizantes lograremos hacer justicia por Nawal Benaissa escribiendo por sus derechos en el maratón de cartas que inició este 1 de noviembre.

 

¡Justicia para Nawal!


Tags: Valiente.

Compartir