DEFENSOR DE LOS DERECHOS HUMANOS Y DEL AMBIENTE QUEDA LIBERADO

Miércoles, 11 de septiembre, 2019
Por: Romero, Victoria

Ildefonso Zamora Baldomero es un activista por los derechos humanos que lucha contra la tala ilegal de árboles que fue detenido en noviembre de 2015 al suroeste de la Ciudad de México. Lo acusan de participar en un robo a mediados del año 2012; acusación que parece un simple castigo por la defensa de los derechos humanos que Ildefonso ha desarrollado, por esta razón  Amnistía Internacional lo declaró preso de conciencia


"A Ildefonso Zamora lo castigaron por denunciar los daños que se están causando al territorio y al entorno de su comunidad. Las acusaciones de robo formuladas contra Ildefonso Zamora se basan en una serie de testimonios fabricados", manifestó Erika Guevara-Rosas, Directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Además también mencionó que el Fiscal registró testimonios de varios testigos presenciales que describieron los hechos usando exactamente las mismas palabras como si las hubiesen leído en un guión. Además no se preservó la escena del crimen y no se manejaron debidamente las pruebas.

El hostigamiento y persecución que se tenía contra Ildefonso se manifestó desde el año 2007 cuando su hijo Aldo fue asesinado y su hijo Misael resultó herido tras un ataque.

La historia de Ildefonso ilustra de manera trágica lo que significa ser defensor de los derechos humanos hoy en México, donde alzar la voz para denunciar abusos contra los derechos humanos puede llevarte a la cárcel, manifestó Carlos Zazueta, Investigador sobre México de Amnistía Internacional.

A pesar de las acusaciones hacia este defensor del medio ambiente, un Juez Federal en México resolvió que no había fundamentos para creer que Ildefonso fuera responsable de ningún delito, incluso hasta dudó de que tal delito hubiese existido, lo que nos hace concluir que los cargos formulados contra Ildefonso Zamora se basaron en pruebas falsas como consecuencia de su activismo contra la tala ilegal.

“Hacer campaña contra la tala ilegal no es un delito. En vez de perseguir a activistas ecologistas por sus actividades pacíficas, las autoridades mexicanas deben garantizar que estas personas pueden llevar a cabo su legítima labor sin miedo a sufrir represalias”, ha afirmado Carlos Zazueta, investigador sobre México de Amnistía Internacional.

Según Amnistía Internacional, la liberación de Ildefonso Zamora Baldomero, activista por el medioambiente y preso de conciencia encarcelado injustamente como aparente medida de castigo por su activismo pacífico contra la tala ilegal, supone un triunfo para la justicia y los derechos humanos.


Tags: Valiente.

Compartir